Emprender no es para todos

Evita que tus Empleados se Vayan, ¡Motívalos! 1

Emprender no es para todos

Emprender, sin duda, es una opción. No obstante, es necesario decir que no lo es para todo el mundo. En el entusiasmo que hay para que la chispa prenda y se convierta en una flama brillante, hay gente que se enfrenta con verdades amargas que no se advirtieron con oportunidad. Incursionar en un proyecto es un camino luminoso para quienes cuentan con ciertas características de espíritu que les hace disfrutar los pasos. Hay que ir muy preparados, improvisar no es una buena idea.

Por las bondades que genera el emprendimiento, se ha llegado a la exaltación y se ha dejado de lado hacer consciencia de que la alternativa, no solamente tiene aspectos positivos, también tiene lados oscuros, rincones negativos, riesgos que deben ser medidos y amenazas que es necesario contemplar. La verdad lapidaria sobre el porcentaje de éxito de los proyectos de emprendimiento es para tomarse en cuenta. Además, es preciso recapacitar sobre un prerrequisito fundamental: emprender es una vocación. Es decir, es un llamado que hay que saber atender y más que otra cosa, entender.

Una de las verdades más contundentes que debemos clarificar antes de emprender es cuál es la propuesta de valor con la que vamos a llegar al mercado, en otras palabras, tenemos que ser capaces de explicar qué es lo que queremos hacer, cómo lo vamos a hacer, para qué sirve, cómo mejora eso la vida del cliente potencial, cuánto nos va a costar hacerlo y a qué precio se lo queremos vender.

¿Por qué tanto ha causado tanto entusiasmo el emprendimiento, por qué tiene tantos apoyos oficiales y por qué tantos se sienten seducidos por esta opción? Porque dar vida a nuevos proyectos hace girar la rueda de la economía y es una manera de generar prosperidad.

El emprendimiento es una alternativa que debe de justipreciarse en su verdadero valor. La fantasía no debe obnubilar la razón, la ilusión no debe hacernos perder el piso, y aunque no hay certeza en el porvenir, en lo que sí debe haberla es en la definición del presente, de lo que se propone hoy y ahora. Si eso está listo, el camino para emprender luce como una elección real.

WhatsApp Envíanos un mensaje